Piden firmas a través de plataforma para detener construcción de proyecto en Valle de Bravo

0
375

El Observatorio Ciudadano de la Subcuenca de Valle de Bravo-Amanalco ha recolectado casi mil 790 firmas a través de la plataforma Change. Org mediante la cual exigirá a las autoridades federales, estatales y municipales lo que considera el ecocidio en la zona conocida como El Capulín, esto, de acuerdo con los datos de la petición que se encuentra en su redes sociales. 

(Foto: Redes).

Dicha petición va dirigida a la Procuraduría Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente del Estado de México (PROPAEM), así como la Dirección de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Valle de Bravo

También se detalla que el proyecto, es Sttupa Ranch, uno de los desarrollos irregulares más grandes que, señala, se han denunciado en la zona de Valle de Bravo. El proyecto, puntualiza la petición, se encuentra en la zona conocida como El Capulín y dentro del Área de Protección de Recursos Naturales y del Santuario del Agua de Valle de Bravo

Asimismo comenta que la obra “Aun sin las autorizaciones de impacto ambiental, cambio de uso de suelo, licencias de construcción, y concesiones de CONAGUA, de enero de este año a la fecha, se han derribado un sinnúmero de árboles, algunos de más de 50 años de edad, y mayores a los 40 metros de altura, se han desviado los cauces de ríos para lo que se presume será un lago privado y se han llevado a cabo impunemente durante más de 8 meses movimientos de tierra y maquinaria pesada, así como apertura de nuevos caminos”.

En el documento también se destaca que han sido presentadas varias denuncias ante la PROFEPA y la PROPAEM, por la remoción de arbolado, el daño a la biodiversidad, la afectación a cauces naturales y el movimiento de tierra, todo lo cual impacta negativamente en las Áreas Naturales Protegidas federales y estatales.

También, agrega, ante la CONAGUA por afectaciones y el desvío de cauces naturales, así como denuncias ante autoridades municipales por el incumplimiento a la licencia de uso de suelo y construcción al Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Valle de Bravo, sin embargo, aseguran, no se tiene una respuesta pues las obras continúan.

En este documento, la organización civil señala que el municipio de Valle de Bravo, desde la apertura del Ramal, enfrenta fuertes presiones por parte de desarrolladores inmobiliarios que buscan cambios en el uso de suelo forestal para llevar a cabo proyectos hoteleros e inmobiliarios, los cuales tiene un impacto directo en los ecosistemas forestales en la captación de agua.

Acciones que, agrega, han traído consecuencias graves como la situación de almacenamiento en la presa del municipio, sin mencionar, destaca, la pérdida de hábitat para varias especies de la fauna aún endémicas en esa región.

Situación, añade, que se ha exacerbado desde el inicio de la pandemia de Covid.19 “debido al interés de muchas personas por cambiar su residencia hacia esta región”.

Comentarios

comentarios