Productores forestales del norte del estado apuestan por criadero de caracoles

0
1378
criadero caracoles
Este molusco contienen entre 60 y 80 calorías por cada cien gramos de biomasa, además de que contienen minerales como calcio, zinc, cobre, magnesio y aminoácidos.

Como un potencial proyecto comercial, la Asociación de Productores Forestales del Norte del Estado de México A. C. emprendió un criadero de caracoles, a fin de comercializar desde la baba hasta la carne de este molusco.

 

.

El criadero que tuvo una inversión de 250 mil pesos, está ubicado en el poblado de Santiago Yeche en el municipio de Jocotitlán.

 

Jovita Gómez Montoya, secretaria de la Asociación de Productores Forestales del Norte del Estado de México A. C., informó que este proyecto busca que ejidatarios y comuneros emprendan proyectos que los pueda integrar al mercado laboral, además de rescatar los usos y costumbres de las zonas rurales.

 

“Nos surge la idea de la construcción de un centro de la producción de caracol, por diversas ambiciones que tenemos para crecer a futuro, utilizando los recursos que tenemos dentro de la región para poderlo aprovecha. El Caracol es visto como plaga porque se alimenta de plantas, tallos y cortezas, y los cultivos, pero nosotros tratamos de aprovechar eso a nuestro favor”, precisó la también tesorera de la Asociación de Ejidos Comunes y Productores Forestales del Estado de México.

 

En el proyecto participan 27 mujeres y cuatro hombres quienes iniciaron la plantación de cilantro, calabaza y espinacas, entre otras, para que una vez iniciada la recolección de los moluscos, estos fueran colocados en las plantas para su alimentación y reproducción.

 

Se realiza la extracción de la baba, la cual se rebaja únicamente con agua en bajas porciones para su comercialización, mientras que el molusco, es cocinado, despojado de su caparazón, se limpia y se comercializa en alimentos.

 

La Asociación de Productores Forestales del Norte del Estado de México A. C. estará produciendo por vez primera alrededor de dos mil caracoles, y se estima que en tres meses, tenga una producción mayor a los cincuenta mil caracoles, lo que les permitirá ofertarlos a restaurantes para la realización de platillos exclusivos.

*El Sol de Toluca

Comentarios

comentarios