Promesa fallida

0
80

Por algo abundan los dichos y frases populares y célebres sobre el peligro de abrir la boca pues se puede ser víctima de uno mismo. Esto sucede alrededor del presidente Andrés Manuel López Obrador luego de sus declaraciones sobre la violencia en Veracruz.

Dijo que lo ocurrido en Minatitlán es herencia “de una política económica antipopular y entreguista… ese cochinero que nos dejaron”.

El resultado de sus palabras es que hoy se le recuerda y critica su promesa fallida de cambio en materia de seguridad desde el mismo día de su llegada al poder.

Pero, al mismo tiempo, su actuación presenta fallas de responsabilidad frente a los hechos pues parece ignorar u olvidar la imputabilidad por el uso de poder. Tiene que actuar aún y con su diagnóstico de seguridad.

No cabe duda que campaña y gobierno son distintas si las vemos como prometer y ejecutar. Es preferible llevarse el dedo a la boca. Por algo, escribió el financiero estadounidense, Bernard Baruch, que se vota al hombre que promete menos ya que será el menos decepcionante. 

Escucha aquí el comentario de Patricia Maldonado:

Comentarios

comentarios