Rememora Juan Maccise al presidente López Mateos en su aniversario luctuoso

0
189

La obra política del presidente Adolfo López Mateos es un permanente exhorto a reivindicar nuestro patriotismo, a la superación de las lacerantes injusticias sociales y a redoblar nuestros esfuerzos para hacer de México un país cada vez mejor, afirmó el diputado Juan Maccise Naime (PRI), en el quincuagésimo aniversario luctuoso del exmandatario.

Dip. Juan Maccise Naime (Foto: Especial).

Con la representación del Grupo Parlamentario del PRI en la 60 Legislatura estatal, el legislador señaló que la conmemoración del deceso de López Mateos es ocasión propicia para reconocer su premonitoria visión de estadista que, a la distancia, se revela como la clara percepción política de quien profesó una auténtica vocación de servicio en favor de las causas más generosas de su tiempo.

.

Para el diputado Juan Maccise, el presidente López Mateos fue un servidor público que mostró una auténtica y apasionada disposición a servir: “Siempre ratificó en los hechos el compromiso de la palabra dada. Sólo un hombre inspirado en principios sólidos, con una visión estratégica y firme voluntad podía proponerse mejorar las condiciones del país que gobernaba, para así transformar la dolorosa realidad de millones de mexicanos”, indicó.

Al referir, entre algunos de sus principales logros, la nacionalización de la industria eléctrica, la recuperación de la franja fronteriza con Estados Unidos conocida como El Chamizal, la firma del Tratado de Tlatelolco contra la proliferación de las armas nucleares, la creación del libro de texto gratuito y de los desayunos escolares, así como del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI), antecedente del DIF, apuntó que superar la pobreza y marginación para el despliegue de las capacidades de cada quien fue empeño de justicia de su acción pública.

El diputado Juan Maccise enfatizó que López Mateos “fue un presidente que con gran talento asumió los retos de su tiempo y con entereza abrió nuevos horizontes para nuestro país. Hombre de lealtades, lo fue a sus principios, a los valores que enarboló y a su compromiso para dar certidumbre en el rumbo del país”.

Adolfo López Mateos nació en Atizapán de Zaragoza el 26 de mayo de 1908, y murió en la Ciudad de México el 22 de septiembre de 1969. Fue presidente de México de 1958 a 1964. 

Comentarios

comentarios