UNAM rompe récord de patentes obtenidas en 2018

0
54

En 2018, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) otorgó a la UNAM 44 patentes; la cifra más alta en toda la historia de esta institución. Sobresaliente, también, por ser la más alta entre las instituciones de educación superior y centros de investigación en México.

“Si queremos alcanzar un mayor progreso y equidad social, debemos continuar indeclinablemente por la ciencia, la tecnología y la investigación”, enfatizó el secretario general de esta Universidad, Leonardo Lomelí Vanegas, en lectura al mensaje del rector Enrique Graue (Foto: Especial).

Asimismo se destacó la importancia de avanzar en esta dirección debido a que México se ubica en el lugar 56 de 126 países en el Índice Global de Innovación, debajo de Costa Rica, Chile y España.

Durante la ceremonia de premiación del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación (Profopi) 2019, el coordinador de Innovación y Desarrollo de la UNAM, Juan Manuel Romero Ortega, detalló que en esta séptima edición participaron 48 de las 55 solicitudes de patente presentadas por la UNAM en 2018, que fueron generadas por 157 investigadores en áreas del conocimiento como la industria aeroespacial, genómica, farmacéutica, energías renovables, alimentos y bebidas, así como robótica.

De acuerdo a la información presentada en el portal de Investigación y Desarrollo (IndDes), de estos 48 participantes, se galardonaron cinco con mayor puntaje en evaluaciones de atracción para el mercado, prospección de negocios e impacto social.

Los premiados fueron los investigadores puma: Jorge Alfredo Ferrer Pérez, de la Facultad de Ingeniería; Maricarmen Quirasco Baruch, de la Facultad de Química, así como a Enrique Márquez Ángeles, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas. También se galardonó a María Leticia Arena Ortiz, de la Facultad de Ciencias, e Irving Rendón Salgado, del Instituto de Ingeniería.

A nombre de los investigadores galardonados, Jorge Alfredo Ferrer Pérez, quien obtuvo el primer lugar con el proyecto “Propulsor de efecto Hall para vehículos espaciales”, expuso que éste servirá para mover un satélite de un lugar a otro, y es “el primer esfuerzo de desarrollar tecnología de propulsión propia con talento nacional para fortalecer la soberanía de México en el sector espacial”.

El patentamiento de esta clase de iniciativas, finalizó, es de gran importancia para proteger el conocimiento local y aportar soluciones originales a problemas tecnológicos con gran valor agregado. El propulsor es muestra del interés de la Facultad de Ingeniería por apoyar el área aeroespacial que se encuentra en crecimiento acelerado en México.

Comentarios

comentarios