Ungidos

0
87

Hemos llegado al momento en el que los partidos políticos tienen ya a sus ungidos para competir por los cargos de elección popular que estarán en juego en la jornada electoral del 1 de julio de este año.

El momento en el que a los ungidos les aparecen cualidades que ni sus respectivas mamás sabían que tenían. Y conste que las mamás ven a sus hijos e hijas como los más hermosos, inteligentes, talentosos, espectaculares y fabulosos del universo —dr seguir el criterio materno, la lista de adjetivos debería ser más larga, pero no alcanzaría el espacio—.

El instante en el que los propios precandidat@s descubren que son como la luz que alumbra el universo de sus partidarios, fanáticos, familiares y colaboradores cercanos y lejanos.

Sus chistes son los más jocosos del mundo, aunque nunca antes hayan contado uno bien. Su voz es melodiosa, pese a que nadie la soportara en el pasado reciente. Su presencia es de una gallardia impropia de los espejos rotos en el pasado. Sus ideas son las más agudas e inteligentes. Es cuando desaparecen todos sus defectos, como por obra y gracia de un milagro, y son sustituidos por la esencia misma de la perfección.

Hasta el día de la primera encuesta, en la que no se explican porque hay tantos que no quieren votar por ellos. O el día de la elección, en la que tantos elogios se evaporan. Cuando descubren que hasta su mamá les mentía…

Comentarios

comentarios