¿Universidades a clases?

0
175

Y el presidente de la república no dudó ayer en hacer un llamado a autoridades y sindicatos de universidades públicas del país a que regresen a clases toda vez que enunció que los maestros ya fueron vacunados y no hay riesgo grave entre los alumnos al contraer COVID-19.

Dijo asimismo que es “muy cómodo” para quienes están en su casa recibiendo dinero —en referencia a un salario—, y sin correr ningún riesgo. Agregó que “nos vamos a acostumbrar a eso”.

El llamado del presidente de la república es atinado en el sentido de que profesores y alumnos también ya quieren regresar a clases y es debido en gran medida a que el modelo de enseñanza-aprendizaje en línea no convence a todos, y a que ya hay cansancio o hartazgo de estar la mayor parte del tiempo en los hogares.

Pero respecto a que quienes reciben dinero y estarían en una posición de comodidad —es decir, los profesores—, lo cierto es que el modelo en línea implica mucho tiempo frente a la computadora, aislamiento e interrupciones técnicas. La enseñanza en esta modalidad puede funcionar pero no en horarios prolongados.

En cambio, el formato presencial posibilita estar en un espacio conjunto, el desplazamiento del profesor, la movilidad e interacción directa de los alumnos y saberse en una instalación más grande que puedes recorrer y compartir. 

El sartén por el mango en el regreso a clases lo tienen, efectivamente, las autoridades de educativas. Y seguramente no es una decisión fácil porque lo asumen como exponer a alumnos, docentes y demás personal. ¿Surtirán efecto las palabras del presidente?

Comentarios

comentarios