Ven falta de apoyo para el campo mexiquense

0
197

Para el presidente de la Federación de Productores de Maíz del Estado de México, Everardo Lovera Gómez, la soberanía alimentaria del Estado de México nunca se ha perdido ya que la zona rural ha sido autosuficiente, sin embargo, señaló, en municipios conurbados a la Ciudad de México la dinámica ha sido diferente.

Everardo Lovera Gómez, presidente de la Federación de Productores de Maíz del estado de México (Foto: Juan Carlos Vázquez).

En este sentido consideró que en la entidad mexiquense la superficie de cultivo y de rendimiento ha disminuido sobre todo por la falta de apoyo tanto del gobierno federal como estatal.

Puntualizó que a través de los años desapareció el precio de garantía,  que hoy se está recuperando, además del suministro de los fertilizantes a precios más o menos accesible.

Puntualizó que otro aspecto que hoy en día se disparó y que es parte de las política del gobierno federal es el precio de los combustible como el caso del diésel. 

Y  ejemplificó que su precio en 1982 era de tres pesos por litro y el de la gasolina seis, mientras que el kilo de maíz se pagaba en 9.45, lo que hacia posible que con un kilo de maíz se  compraran tres litros de diesel.

Actualmente, explicó,  para regresar a esa capacidad de compra tendrían que venderse el kilo de maíz en 70 pesos, lo  es imposible. 

Por lo cual dijo, hay un decrecimiento si no se dan estímulos y es que añadió, tampoco se recupera la nversión. Desde su punto de vista, los factores climáticos no han sido determinantes para la baja producción pues si bien la naturaleza ha cambiado ha sido un proceso lento. Y agregó que se visualiza escasez, pues hay un aumento de la población, más no de la producción.

También señaló que la política de anteriores administraciones del gobierno federal influyeron en la disminución de la producción de maíz al considerar que era más barato comprar el maíz que producirlo. 

El presidente de la Federación de Productores de Maíz del Estado de México dijo que la dependencia del maíz, es decir, de aquel que se importa, no llega a la mesa de la población rural  pues ahí se  disfruta todavía del tortilla artesanal.
 Donde tienen problemas es en las grandes ciudades pues comen tortilla industrial, señaló.

Y si bien, agregó, han sido  importantes las políticas para el campo desde el gobierno federal ha sido insuficientes. 

Comentarios

comentarios