Voy con los Reales

0
534

Comenzó la Serie Mundial de Beisbol. El llamado Clásico de Otoño.

Y ahora que los Reales de Kansas City están jugando por el campeonato con los Mets de Nueva York, recuerdo aquellos ayeres en que el arriba firmante dedicaba sus tardes y sus fines de semana a la práctica del rey de los deportes.

Lo recuerdo porque fueron campeones en aquella serie de 1985, justamente cuando era más encendida mi afición por el beisbol. Con aquel equipo que llegó al subcampeonato de secundarias, defendiendo los colores de la secundaria federal Antonio Caso… Aunque en realidad no sé si se reivindicó ese logro, en un partido tan cerrado que creo que perdimos una carrera a cero. Lo que sí recuerdo perfectamente es que me quedé en la tercera base, con una carrera del empate que nunca llegó.

Dos de los pilares de aquel equipo, padre e hijo, murieron hace ya algunos años. Adán, primero, un espléndido beisbolista. Y más tarde don Arturo Rodríguez, quien pacientemente nos entrenó, nos regaló sus tardes y condujo por algunos de los secretos del juego de pelota.

No tengo nada en la memoria de aquella serie mundial. Básicamente porque la señal de los canales de televisión que transmitían el suceso no llegaban hasta mi pueblo. No tuve entonces ni he tenido un equipo preferido en las grandes ligas. Pero simpaticé con los Reales por haber ganado aquella serie mundial de mi época de beisbolista.

Ahora, 30 años más tarde, voy con ellos.

Comentarios

comentarios