Grito homofófico en estadios tiene como sustento masculinidad dominante que impera en el fútbol

0
48

El grito “Eeehhh puto” es indudablemente, una señal de homofobia, tiene como sustento la masculinidad dominante que impera en el fútbol y para nada es tradicional, pues apenas tiene entre 15 y 17 años de vigencia, señaló el escritor Héctor Miguel Salinas Hernández, durante la presentación del libro ¡Eeeehhh puto! Violencia homofóbica en el fútbol, espectáculo del siglo XXI.

Durante la tercera edición de la Feria Internacional del Libro Estado de México 2017, el investigador aseveró que el grito resalta la homofobia, es parte de la cultura discriminatoria y homofóbica que tenemos que cambiar.

“Viene de una tribuna donde existe una psicología de las masas, es decir, ¿cómo actuamos en bola? y generalmente nos envalentonamos. Además, en la grada no hay respeto a la diversidad y se cree que el grito no es para ofender y no le damos la connotación de agresividad”.

Por otra parte, consideró que la Federación Mexicana de Fútbol no ha realizado lo necesario para combatir el grito, ya que nunca presentaron por qué debía detenerse el grito.

Debe explicarse a los aficionados, abundó, por qué es ofensivo y por qué debe acabar y no únicamente pedir que no se grite; incluso, dijo, debe pensarse que es más caro pagar las sanciones de la FIFA que realizar campañas de concientización y no punitivas, que no provoquen.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios