Participación de crianza de guajolote en sector pecuario no es significativa

0
117

La meleagricultura o crianza de guajolote es una de las actividades económicas con mayor tradición en México; sin embargo, su participación en el sector pecuario no es significativa y 80 por ciento del mercado interno es cubierto con importaciones, señaló la especialista del Centro de Investigación en Ciencias Económicas de la Universidad Autónoma del Estado de México, Gabriela Rodríguez Licea.

La experta, quien realizó un análisis diferencial técnico-económico de los sistemas productivos de guajolote en el Estado de México, destacó que el crecimiento de la meleagricultura en 1.10 por ciento de 2002 a 2012 llevó a esta entidad a generar, en promedio, tres mil 247 toneladas de guajolote en pie y dos mil 312 toneladas de carne en canal al año y, por consecuencia, a ocupar la tercera posición a nivel nacional.

La meleagricultura mexiquense, dijo, se ha caracterizado por la dispersión y concentración de la producción, pero también por la diferencia en los rendimientos obtenidos de guajolote en pie y de carne en canal, ya que Atlacomulco, Zumpango y Toluca aportaron en conjunto, 69.34 por ciento de guajolote en pie y 68.88 por ciento de carne en canal, mientras que los guajolotes con mayor peso vivo en pie y de mayor peso en canal se obtuvieron en Valle de Bravo, 10.670 y 7.522 kilogramos, respectivamente.

Así, puntualizó Gabriela Rodríguez Licea, los municipios que generan mayor producción no son los que obtienen los rendimientos más altos de guajolote en pie y de carne en canal, lo que hace suponer que en ellos probablemente se encuentran unidades meleagrícolas que no implementan sistemas de producción eficientes que les permitan tomar decisiones correctas sobre el uso de los factores de producción y por consecuencia, obtener buenos rendimientos y ser más productivos.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios