Son inconsecuentes

0
120

Los políticos, y los partidos políticos, son inconsecuentes. Con sus debidas excepciones que confirman la regla.

Print this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Comentarios

comentarios