¿Cómo prevenir las infecciones congénitas?

0
294

Las infecciones congénitas son un problema de salud pública. Y de acuerdo con un artículo publicado en la revista Ciencia y Desarrollo del Conacyt, existe una amplia gama de microorganismos capaces de infectar mujeres en estado de gestación y a sus productos, por lo que es necesario dar a conocer los agentes que pueden estar involucrados en dichos eventos, con la finalidad de promover una prevención entre las mujeres y en toda la población en general.

*T. canis, aunque es un parásito de perros, puede infectar al humano (Foto: especial).

Dado que existen diferentes patógenos, hay varios mecanismos de infección. Para prevenir infecciones congénitas se debe seguir varias acciones; lo más importante es informarse. Algunas de las acciones preventivas son las siguientes:

*Las infecciones que son transmitidas por algún insecto que se encuentra con mayor frecuencia en zonas tropicales –mosquitos, chinches–, pueden evitarse o reducirse mediante el uso de repelentes, mosquiteros e impidiendo la acumulación de agua en charcos, recipientes, etc. También es útil reducir los posibles huecos que haya en la vivienda para que las chinches no aniden en ellos.

*El VPH, VIH, sífilis, gonorrea y T. vaginalis son infecciones de transmisión sexual (ITS), por lo que la infección y transmisión disminuye con el uso de preservativo.

*Las infecciones como la de T. gondii pueden disminuir mediante el manejo adecuado de las heces de gatos. Si se tienen gatos como mascotas, no es necesario alarmarse, sólo se requiere tener cuidado al manejar las heces, es decir, limpiar el arenero diariamente y usar guantes para hacerlo, lavarse muy bien las manos después de la limpieza y de jugar con el gato, incluso, la esterilización es conveniente. Por otra parte, el riesgo de infección se reduce al evitar el consumo de carne cruda.

*Evita compartir tus objetos personales para transmitir infecciones.

*T. canis, aunque es un parásito de perros, puede infectar al humano, por lo tanto, al cuidar a las mascotas se reduce la probabilidad de infección. Lo mejor es desparasitarlos cuando haya sospecha, por ejemplo, cuando los cachorros nacen y tienen abdomen muy abultado es indicativo de que tienen muchos parásitos; también conviene desparasitar a las hembras cuando estén preñadas. Otro aspecto fundamental es evitar que salgan a la calle para prevenir que se contagien y esterilizar para no incrementar la población de perros callejeros, que son transmisores potenciales al no recibir los cuidados necesarios.

Para saber más, se puede acceder al articulo completo en el siguiente enlace: CyD (conacyt.gob.mx).

Los autores del texto: Perla María del Carmen Acevedo Ramírez, Bióloga por la Facultad de Ciencias-UNAM, especialista en Producción de Ovinos y Caprinos por la Facultad de Estudios Superiores, Cuautitlán- UNAM; Amanda Reyna Gutiérrez Hernández es Química Farmacéutica Bióloga, con especialidad en Farmacia Clínica Hospitalaria, por  la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán UNAM; Aarón Rodríguez Caballero, Biólogo y maestro en Ciencias por la Facultad de Ciencias, UNAM. Elia Torres Gutiérrez, Bióloga, maestra y candidata a doctora en Ciencias por la Facultad de Ciencias, UNAM.

Comentarios

comentarios