Diabetes puede afectar de manera considerable el oído

0
292

La percepción de un zumbido en el oído puede ser el comienzo de sordera, aguda o crónica, misma que puede ser provocada por padecer alguna enfermedad crónico-degenerativa, como la diabetes.

Los niveles de glucosa en sangre propicia la afectación de los diminutos vasos sanguíneos que se localizan en el oído (Foto: Especial).

“Acufeno es el nombre del zumbido que llegamos a percibir, el cual puede ser reversible o temporal”, explica Diana Valero Rodríguez, especialista en otoneurología del IMSS en Jalisco.

El descontrol en los niveles de glucosa en sangre propicia la afectación de los diminutos vasos sanguíneos que se localizan en el oído. Cuando alguien empieza a tener pérdida de audición, los tonos agudos son los que por lo general se dejan de escuchar, además de que hay mareos sin razón aparente.

Ahora bien, si la diabetes se acompaña de obesidad, hipertensión arterial y colesterol elevado, las posibilidades de disminución de capacidad auditiva se incrementan.

Por otra parte, las personas que sufren diabetes mellitus son más propensas a desarrollar mareos, mejor conocidos como vértigos. Al respecto, la audiología Valero Rodríguez refiere que personas cercanas al afectado pueden percibir cierta inestabilidad en la marcha de éste, ya que cuando camina ‘se va de lado’.

La especialista de IMSS Jalisco detalla que este problema de salud se caracteriza por la sensación de que “todo gira alrededor” y que principalmente se registra al momento de hacer movimientos específicos, como levantarse de la cama o de una silla, o al caminar. Además, no es raro que se experimentan náuseas.

La doctora Valero Rodríguez aclara que por efecto de la falta de control de glucosa se empiezan a presentar disfunción en ciertos órganos, como los involucrados en la vista y el oído. “Digamos que reciben mensajes confusos durante el desplazamiento de la persona, el cerebro no procesa adecuadamente la información, es decir, la falta de coordinación entre lo que perciben el cerebro, ojos y oídos es lo que provoca el vértigo”.

“El vértigo puede aparecer incluso en personas jóvenes cuando hay un golpe en la cabeza, pero también puede ser que exista un tumor que esté comprimiendo los nervios e incluso que se esté desarrollando una enfermedad degenerativa desmielinizante como la esclerosis múltiple”, puntualiza la otoneuróloga.

Si las molestias son persistentes y existen problemas para caminar acompañados por náuseas o vómito, la persona afectada deberá acudir al servicio de urgencias para una oportuna valoración.

Además, hay acciones al alcance de cualquier persona que pueden ayudar a prevenir la sordera, como no limpiar nunca el oído con hisopos, lápices, pasadores o cualquier otro objeto. El oído tiene un sistema de autolimpieza y el meterse cualquier objeto puede ser contraproducente. Tampoco use audífonos con volumen alto y evite estar expuesto a sonidos fuertes.

Tomado de Agencia ID

Comentarios

comentarios