El primer año

0
269

Faltan dos días para que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dé su primer informe del estado que guarda la administración pública federal. Y la duda recurrente es qué va a decir, si una frase, un dicho, un refrán, un proverbio o algo que se le ocurra en el momento para explicar el nulo crecimiento económico nacional que es uno de los aspectos primordiales del trabajo realizado. Olvidé decir si también culpará a administraciones pasadas o si se conformará con expresar que tiene otros datos y que las fuentes conservadoras son quienes lo critican.

Al día de ayer, la Cepal reportó crecimiento anual para México de 0.2 por ciento;  el Banco de México estableció que El Producto Interno Bruto se mantiene en picada y la calificadora Standard and Poors habló de un panorama desolador para los años venideros especialmente en la actividad bancaria. 

El asunto es que la situación de la economía de un país es reflejo de su desarrollo y bienestar social. ¿Cómo es entonces que algo tan serio tengamos que esperar a que se nos diga de manera ocurrente?

Escucha el comentario de Patricia Maldonado:

Comentarios

comentarios