Impera la informalidad en empleos tras recuperación económica por pandemia

0
229

Al momento en América Latina el 70 por ciento de los empleos que se han recuperado tras el inicio de la pandemia son informales, el 76 por ciento de los trabajadores independientes están en esta modalidad de trabajo lo que significa que son empleos inestables, de bajo salario, sin protección ni acceso a derechos.

(Foto: Especial).

De acuerdo con el reporte “Empleo e informalidad en América Latina y el Caribe ”publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT),en el peor momento de la pandemia, que fue en el segundo semestre de 2020, se llegaron a perder hasta 43 millones de empleos en la región, de los cuales 29 ya han sido recuperados.

Vinicius Pinheiro, director de la OIT para América Latina, indicó que la contracción de la economía formal y la falta de recuperación del sector productivo han ocasionado que las tasas de informalidad en toda la región hayan ido a la alza, en el caso de México este índice supera el 56 por ciento.

Además se tiene un riesgo latente de que el proceso de crecimiento de la informalidad vaya a la alza al no establecerse políticas públicas que fomenten el apoyo a la reconstrucción de los negocios y del tejido productivo, además de la atención q grupos vulnerables en materia laboral.

Si bien es prematuro para afirmar que se está observando un proceso de informalización de las ocupaciones previamente formales, teniendo en cuenta experiencias de crisis previas, este es un riesgo latente importante”.

El índice de horas laboradas por persona también se disminuyó de manera considerable, en México se alcanzó 37 horas menos de trabajo y la reducción de ingresos un 3.5 por ciento mientras que en el sector informal el índice fue de 4.3 por ciento, en este sentido Perú, tiene la cifra más alta del Continente con el 25.5 por ciento de Caudillo en el ingreso de su población.

En las cifras dadas a conocer por la OIT tanto de perdida como la recuperación de empleos, las mujeres han tenido la peor condición, con una pérdida de más de 12 millones de puestos laborales para mujeres y una recuperación de sólo el 58% de estos empleos, lo que significa un retroceso de 15 años en la tasa de participación de mujeres en la economía.

Aseguró que las políticas públicas establecidas desde cada uno de los países deben buscar sostener y evitar la reducción de salarios, prestar las condiciones de acceso a prestaciones así como impulsar la reactivación económica con miras a mejorar las condiciones de ingreso y ocupación formal.

Comentarios

comentarios