La Lipoproteína “A” está involucrada en lesiones cardíacas y vasculares

0
407
.
Para prevenir y cambiar una conducta en pacientes que tienen la Lipoproteína “A” elevada se deben tomar medidas farmacológicas y de hábitos para disminuir el riesgo que conlleva la presencia de esta lipoproteína.

Las lipoproteínas son moléculas hechas de proteínas y grasa que transportan el colesterol y sustancias similares a través de la sangre. A partir de esto, se considera que un nivel alto de Lipoproteína “A” (Lp-A) se asocia a factores de riesgo de cardiopatía y a lesiones que involucran las arterias coronarias que llevan oxígeno al corazón y otras arterias del cuerpo, incluyendo la válvula aórtica que se encuentra formando parte del corazón.

 

Un grupo de investigadores integrado por médicos especialistas de la Universidad FASTA, Clínica Colón e Instituto Fares Taie de Mar del Plata, Argentina, desarrolló un trabajo de investigación con el fin de asociar el nivel de Lipoproteína “A” a formas genéticas perjudiciales y lesiones cardíacas/arteriales y establecer estrategias de prevención antes de que éstas ocurran o se produzcan lesiones más severas.

 

En esta investigación se combinaron estudios genéticos, imágenes cardiovasculares de última generación y evaluación clínica de cada paciente. Además, al momento de desarrollar el análisis, se tomó en cuenta que no todas las (Lp-A) son iguales, por lo que se trató de discriminar con los exámenes genéticos, cuales son más perjudiciales para el organismo y cuáles no.

 

El estudio se efectuó en base a 40 pacientes que poseían un factor de riesgo cardiovascular poco frecuente dentro de la población general. A cada uno de ellos se le realizó un examen a través de una tomografía para evaluar lesiones cardíacas y vasculares, además de estudios genéticos con muestras de sangre. Esto les permitió encontrar que el 75% de los pacientes tenían calcificaciones y, eran portadores de mutaciones que se asocian específicamente a niveles elevados de lipoproteína “a”.

 

 

Los profesionales coincidieron en que para prevenir y cambiar una conducta en un grupo de pacientes que tenía la Lipoproteína “A” elevada se deben tomar medidas farmacológicas y de hábitos para disminuir el riesgo que conlleva la presencia de esta lipoproteína.

*NCyT

Comentarios

comentarios