Mujeres mexiquenses descartan matrimonio como prioridad

0
259
.

Un mayor nivel de escolaridad, la posibilidad de tener menos hijos, el poder casarse a mayor edad y cubrir el gasto familiar, son los factores principales para que muchas mujeres en México opten por vivir solas, es decir, su proyecto de vida no es contraer matrimonio.

En el caso del estado de México, en el año de 1930, el 5 por ciento de las mujeres en edad productiva estaba en el mercado laboral, para 1970, se incrementó a 20 por ciento, tres décadas después, se registró un 34.5 por ciento y para 2016, las mujeres que trabajaban representaban el 38 por ciento de la plantilla laboral, detalló la Doctora Yuliana Gabriela Román Sánchez, Profesora Investigadora del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

En cuanto a nivel escolar, en el año 2000, 2.6 millones contaba con secundaria y 1.9 millones tenía preparatoria, licenciatura o posgrado. La misma Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), señala que en el mismo año, en el estado de México había 17 millones de habitantes, de los cuales, 8.8 millones eran  mujeres, representando 51 por ciento de la población total mexiquense. 

Las investigaciones indican que a los 20 años de edad, se va incrementado la participación de mujeres en el mercado laboral, es decir, cuando son profesionistas, y a partir de los 30 o 34, la tendencia disminuye.

“Este comportamiento se relaciona con su ciclo de vida, crecer, estudiar, trabajar, casarse, tener hijos, cuidar a los hijos y eso implica salirse del mercado de trabajo, aunque no todas tienen esta trayectoria tradicional, otras deciden permanecer en el mercado laboral y en lugar de tener hijos, cuidan a los sobrinos como si fueran sus hijos”, indicó la investigadora.

Abundó que del porcentaje de mujeres solteras, solo el 6 por ciento es profesionista y de este porcentaje, el 4 por ciento está en el área rural y 96 por ciento en la urbana, es decir, donde hay más fuentes de empleo.

“Por edad, seis mil mujeres de 60 años y más que son solteras, tienen ocupación de profesionales, decidieron no casarse, pero trabajan y ven a hasta los nietos de sus hermanos, deciden ser proveedoras, cumplir, pero sin ningún compromiso”, finalizó la Doctora Yuliana Gabriela Román Sánchez.

Dicho fenómeno poblacional destaca más en los municipios de Toluca, Tlalnepantla, Ciudad Nezahualcóyotl y Naucalpan, por citar algunos, donde el nivel de escolaridad de las mujeres es más alto.

Comentarios

comentarios