Dichos desafortunados

0
170

Mientras los contagios del COVID-19 siguen presentándose con incrementos en la república mexicana, vale la pena referirnos a quienes persisten en no vacunarse de los riesgos que esto puede traer a su salud, y que son COVID severo y la muerte, así como a aquellos políticos que en su momento aludieron a la enfermedad con frases cargadas de ignorancia y que ya se contagiaron, incluso dos veces como el presidente de la república.

Está su declaración de que había que comer saludable y estar bien con la conciencia individual —sin mentir, robar o traicionar— para que evitar el coronavirus, además de la protección los “detente”.

El otro caso es del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, que a su vez dijo que los pobres estaban inmunes al coronavirus y ayer dio a conocer que está contagiado. 

Se trata pues de declaraciones desafortunadas en primer lugar porque los gobernantes tienen a su cargo la salud pública, y sus dichos y acciones deben ser serias y formales, y en segundo lugar porque la salud no se debe politizar. En nosotros está hacer caso omiso a los políticos con sus afirmaciones y atender a lo importante que es el flujo de conocimiento científico de la pandemia. 

Comentarios

comentarios