Rentables sistemas de seguridad en transporte público 

0
217

De 13 a 15 mil pesos es el costo de la instalación de cámaras de videovigilancia, GPS y botón de pánico, entre otras herramientas de búsqueda y seguridad en vehículos, sin embargo, este costo podría reducir hasta los 8 mil pesos por unidad dependiendo del número de vehículos que soliciten la instalación.

Imagen Ilustrativa (foto: El comercio).

Tras la negativa de cientos de transportistas en el estado de México, por las normas que estipula la Gaceta de gobierno del 20 de marzo en materia de movilidad y seguridad, Mayela Soto Gonzáles, trabajadora en el negocio de instalación de sistemas de seguridad, asegura que este sistema ya han sido solicitados por algunos transportistas en el Valle de Toluca y choferes del transporte UBER de manera particular.

Si bien los transportistas inconformes que se manifestaron esta mañana, en dirección a la Residencia Oficial de los Pinos, argumentan su negativa por los altos costos de la instalación de estos sistemas de monitoreo que rodea los y que estas medidas no ayudarán a reducir los indices de criminalidad en el transporte, la trabajadora aseguró que sus clientes han permitido brindar mayor seguridad a sus usuarios, hasta el punto de solicitar, de nueva cuenta, la instalación en más vehículos.

Además, detalló que estos sistemas de monitoreo podrían ser colocados en un solo día, o incluso, concluir la instalación de 3 o 4 unidades por día colocando una cámara de videovigilancia, GPS, micrófono, botón de pánico, así como el despliegue de un historial de actividades de los últimos 30 días y el bloqueo del encendido del motor, en caso de robo.
A estas herramientas, por un costo de 500 a 800 pesos más, podrían sumarse la herramienta de “geo-cerca”, la cual consiste en delimitar el territorio que debe cubrir la unidad y en caso de salir de la delimitación marcada, el sistema arroja una alerta para evitar robo o secuestro de la unidad; así como una herramienta para el control del consumo de combustible.
Cabe mencionar que este sistema de seguridad funciona a través de un software creado por la empresa SISCO la cual tiene similitudes a una app que puede ser adaptada al sistema del usuario, en este caso al C5 del Gobierno estatal, que arroja datos de ubicación cada 2 minutos.
En este sentido, los dueños de los vehículos deben abonar una mensualidad de 100 pesos para el funcionamiento del GPS y una anualidad de mil 800 pesos para el funcionamiento del programa de monitoreo. Además del cuidado y mantenimiento del equipo cada seis meses para que funcione en óptimas condiciones.
Es importante resaltar que estos servicios podrían ser más rentables para los transportistas, ya que mencionaron que en caso de trabajar en colaboración con el gobierno de la entidad, los beneficios en cuanto al pago de instalación y mantenimiento podrían mejorar, sin embargo, hasta el momento no hay ningún tipo de acercamiento con las autoridades ni líderes transportistas.

Comentarios

comentarios