Admitir lo evidente

0
984

Pero qué necesidad:

Ante la fotografía del conductor Marco Regil y del actor y director Eugenio Derbez frente a un helicóptero del gobierno del estado de México, a punto de ser llevados a Valle de Bravo para un acto gubernamental, la respuesta del gobierno estatal ha sido negar los hechos —con evidencia gráfica incluida—.

Nomás le faltó al secretario de Gobierno, José Manzur, decir que los actores pasaban por ahí y se quisieron tomar la foto frente a la aeronave.

Hubiera sido más fácil admitir lo evidente, explicarlo y salir al paso de las críticas con la verdad. Era una respuesta de esas que sugieren los manuales de crisis —los serios, claro—.

Prefirieron irse por las ramas y lanzar a los bots a cuestionar a quienes criticaron el uso del helicóptero para un asunto oficial. Porque no es la primera ni será la última vez que un particular se suba a una de esas aeronaves para asuntos oficiales. Aunque eso no justifique su uso privado, como ir a jugar golf a Ixtapan de la Sal o para pasar el fin de semana en Avándaro.

***

Compareció el secretario de Salud, César Gómez Monge, ante la Cámara de Diputados. Y le propuso a los legisladores locales regular las casas de salud que los gobiernos municipales han abierto, pues al no contar con los recursos para sostenerlas las cierran o piden al gobierno del estado que se haga cargo de su operación. Los diputados mexiquenses —varios de ellos exalcaldes que seguro se removieron de sus cómodas sillas ante el señalamiento— recibieron positivamente la propuesta.

No sobra decir que Gómez Monge es uno de los funcionarios de la administración eruvielista que más atención recibe de la clase política.

Comentarios

comentarios