Mexicanos y Juegos Olímpicos

0
519

Los Juegos Olímpicos nos están dejando ver como mexicanos las fallas en términos de política públicas en el deporte pero también muestra actitud frente a los retos: si llevamos la delantera todo es prometedor al grado de que empezamos a planear y soñar, en lugar de concentrarnos en el momento y lo que tenemos que hacer.

Actuamos tal cual la fábula de la lechera que, mientras cargaba su mercancía pensaba en lo que haría con las ganancias hasta que por su distracción se tropezó y fue a parar al piso con todo y leche.

Dejemos soñar en lo que podría ser o desanimarnos a la primera de cambio.

Concentrémonos en modificar la percepción que tenemos como individuos y nación: de que somos inferiores, que la culpa es de alguien más o que así nos tocó vivir.

Esta semana el corredor de origen africano Mohamed Farah se cayó mientras competía pero inmediatamente se levantó y continuó para llegar a la meta y ganar  la medalla de oro.

Seguramente varios de nosotros podríamos pensar o decir es que es un caso excepcional, que su familia, el país en el que hoy vive, Inglaterra, o alguien más, influyó. Buscar una justificación esa es otra de nuestras respuestas comunes frente a quienes se esfuerzan física o mentalmente.

Las cosas en la vida se logran a base de esfuerzo, dedicación y concentración. De un esfuerzo total, que es la victoria completa, según Mahatma Gandhi.

Comentarios

comentarios