No creo que se llegue a nada

0
1351

Termina la semana con más noticias de Ayotzinapa.

Con desencuentros entre el gobierno federal y los padres de los normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, hace un año, termina la semana en la que seguramente el sábado y el domingo estarán marcados por las manifestaciones de protesta por los 43 normalistas.

Pero sobre todo por las contradicciones.

Porque los padres piden demasiado, como una investigación al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, que no tiene vela en el entierro. O como que haya una unidad especializada de la Procuraduría General de la República específicamente para investigar la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y no una Fiscalía Especializada para la Búsqueda de Desaparecidos. Sin olvidar que demandan que el gobierno reconozca que fue un crimen cometido por el Estado mexicano.

El gobierno ha ordenado profundizar en las investigaciones, crear la fiscalía para desaparecidos e incorporar los hallazgos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos a la investigación de la PGR. Pero no parece dispuesto a admitir responsabilidad del Estado en los hechos. Y tampoco en una unidad especial.

Así que no hay puntos de coincidencia. O, por lo menos, no visibles en este caso.

Mientras tanto, el tiempo avanza, los desaparecidos no aparecen, el cuestionamiento al gobierno crece, las críticas a los padres de los normalistas también, los activistas le suben un par de rayitas al grado de violencia asociada a las manifestaciones… Y en esa ruta, no creo que se llegue a nada.

Comentarios

comentarios