Pandemia y convivencia familiar

0
198

Entre las cosas que nos ha dejado la pandemia y en particular el confinamiento ha habido un lado positivo y otro negativo de la convivencia familiar. El lado positivo es que, acostumbrados a vernos poco por el trabajo y la escuela tuvimos tiempo de conocernos mejor en familia e intercambiar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Nuestras inquietudes y deseos. Así pues, el confinamiento representó la oportunidad de aprovechar el encierro entre todos y a nuestro favor.

Sin embargo, el lado negativo del confinamiento ha sido también la convivencia pero en la cual se desbordó el abuso y violencia entre padres y madres y padres e hijos. No está demás recordar que las alrededor mil denuncias que recabó el DIF del estado del México por agresiones a niños y niñas, y a las que deben sumarse las de decenas mujeres que fueron sobajadas y agredidas y los casos menos conocidos de hombres sometidos por sus esposas. Para estas víctimas el confinamiento fue un tiempo, sencillamente, miserable.

Escucha la opinión de Patricia Maldonado. ¡Dale play!

Comentarios

comentarios