Cero corrupción para que las reformas funcionen: economista

0
2519

Los ajustes estructurales, cambios de normas y leyes, en un país se deben dar bajo cuatro premisas: estabilidad política, control de la corrupción, calidad regulatoria, transparencia y rendición de cuentas; de lo contrario pueden convertirse en reformas «Completamente irrelevantes» en la vida del país, así lo advierte Arnalia Lucena López, economista de la Universidad Central de Venezuela.

reformas-mazo-ley-1155000Al dictar la conferencia Magistral «Crecimiento institucional en el ámbito de las finanzas públicas», en la Facultad de Economía de la UAEM, la especialista sostiene que para emprender una reforma estructural es necesario un cambio institucional permanente desde el interior para que sean sostenibles.

«Si las políticas fiscales llevan a alta inflación a recesión y altos niveles de deuda las instituciones no están funcionando».

Y es que dice: a mayor crecimiento una política fiscal puede mantenerse en el tiempo,  pues un sinónimo de que las instituciones no están funcionando  es cuando hay un mal desempeño en la materia y obliga hacer ajustes permanentes.

«Una buena política fiscal mantenida en el tiempo es porque las instituciones si son relevantes y están funcionando, cuando eso sucede las instituciones pueden mejorar en el tiempo son dinámicas y perduran», expresa.

Afirma con ello que para mantener una política fiscal sostenible en el tiempo, las instituciones tienen que estar mejorando permanentemente, pues  un buen desempeño fiscal se traducirá en crecimiento institucional al ir de la mano.

«Por qué en América Latina  aplicamos ajustes fiscales y  después cuando vienen los malos tiempos nos olvidamos de nuestros aprendizajes, de nuestros malos tiempos, y volvemos a incurrir  en deficit fiscales y alto endeudamiento, es qué no entendemos, los políticos no aprenden, los ciudadanos no aprendemos».

Advierte que para que las reformas se mantengan y se consoliden las instituciones tienen que crecer, de lo contrario se regresa a un comportamiento no cooperativo y aumenta el riesgo de un nuevo ajuste fiscal.

«Cuando de aplica el ajuste fiscal es porque los políticos no tienen otra opción y es la respuesta natural porque mantener  un juego no cooperativo es perder muchísima fuerza política es perder elecciones», concluye.

Comentarios

comentarios