Debaten organizaciones laborales la Reforma Laboral de 2019 en el Congreso Mexiquense

0
151

Con el apoyo del diputado Omar Ortega Álvarez, coordinador parlamentario del PRD en la 60 Legislatura, las organizaciones sociales Frente Amplio Social Mexiquense (FASM) y Unión Nacional de Trabajadores (UNT) llevaron a cabo en las instalaciones del Poder Legislativo el Primer Foro FASM-UNT sobre la Reforma Laboral: presente y futuro del trabajo en México, en el cual coincidieron en que hay una gran cantidad de cuestiones de las reformas de 2019 que deben modificarse.

FOTO: Especial

                En el salón Benito Juárez del recinto legislativo, representantes del FASM, la UNT y el Frente Amplio Social Unitario (FASU) agradecieron al legislador Omar Ortega la apertura de la Casa del Pueblo para debatir la reforma laboral aprobada en mayo de este año por el Senado de la República relacionada con la justicia laboral y la libertad sindical.

                Concluyeron que es válida la retroalimentación para hacer modificaciones necesarias para un plan de acción que vea por el sindicalismo de la segunda parte del siglo XXI considerando las innovaciones tecnológicas, por la situación de las pensiones, por la viabilidad de las afores, así como por las condiciones de los trabajadores de manera conjunta con una reforma educativa, ya que se requiere un planteamiento integral sobre el cómo actuar como nación.

                En el foro estuvieron presentes Carlos Carral Hernández, Julián Cardozo González y Rigoberto Alarcón Fajardo, presidentes colegiados del FASM; Carlos Mendoza, abogado de la UNT; Héctor Solano, abogado del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, y Luis Escobar Ramos, dirigente de la UNT y del FASU, quienes destacaron que la reforma está mal diseñada y es desconocida por las autoridades laborales, además de que lesiona las relaciones colectivas de trabajo, el derecho a la libre sindicalización, el derecho a la contratación colectiva y el derecho de huelga, por lo que manifestaron su preocupación por la aplicación de la normatividad a largo plazo.

Además subrayaron que hace falta coordinación del movimiento obrero para encontrar coincidencias y plantear modificaciones a la reforma, por lo que llamaron a las organizaciones sindicales a sumar esfuerzos para armonizar los puntos de encuentro y generar debates sobre las diferencias.

                Exhortaron a la reflexión para pensar en las próximas generaciones de trabajadores y en apresurar las acciones sobre su plan de acción, ya que los sindicatos tienen 240 días (a partir del 1 de mayo de este año) para incorporar a sus estatutos que las votaciones para elegir dirigentes deberán ser mediante el voto personal, libre, directo y secreto, tal y como se estableció en la reforma constitucional, por lo que manifestaron su disposición de continuar el debate para presentar un proyecto de modificación de las leyes secundarias.

                Durante el foro dictaron ponencias Héctor Solano, con el tema ‘Nuevas obligaciones de los sindicatos con la reforma laboral’; Carlos Carral, sobre ‘La privatización del derecho del trabajo, perspectivas y futuro de las relaciones laborales en México’, y Carlos Mendoza, respecto de ‘La libertad sindical a los ojos de la reforma laboral de 2019’.

                La reforma laboral de 2019 busca garantizar los derechos de los trabajadores a través de la elección de dirigentes mediante el voto libre, directo y secreto para fortalecer la democracia sindical, eliminando la obligación de los trabajadores de formar parte de un sindicato y prohibiendo las cláusulas de exclusión en los contratos colectivos.

                También establece impedir que los sindicatos participen en esquemas de evasión de contribuciones y ejerzan violencia contra sus miembros; instaurar nuevas instituciones de conciliación laboral, y propiciar protocolos para evitar la discriminación de género, trabajo forzoso y trabajo infantil, así como para atender casos de violencia y acoso sexual.

Comentarios

comentarios