Responsabilidad

0
371

Así como acostumbramos escuchar de funcionarios o gobernantes mezquinos, también se hallan los empresarios perversos como ayer trascendió Ricardo Salinas Pliego.

Escucha la opinión de Patricia Maldonado. Dale play:

El multimillonario dueño de medios de comunicación, mueblerías y un banco, entre otros, dispuso que sus empleados continuarán trabajando en las diferentes sucursales de sus negocios bajo el argumento de que “México los necesita”.

Uno se pregunta si en estos casos los mexicanos estamos preocupados por adquirir un refrigerador, una sala o implementos de cocina como para acudir a los negocios de Salinas Pliego.

Lo que deja ver el empresario es que no está dispuesto a perder un centavo por el cierre temporal de sus empresas y quiere que sus empleados sigan laborando si desean recibir sueldo. Asimismo, que no es solidario con sus trabajadores y familias en medio de la emergencia sanitaria y que, con todo y que gran parte de sus empresas no son de actividad esencial, no está dispuesto a acatar las disposiciones oficiales. Bien dicen que en las “malas” es cuando se conoce realmente a una persona.

Comentarios

comentarios