En Edomex, 225 mil niños trabajan para contribuir al gasto familiar

0
298

Ante los altos índices de pobreza y marginación en el país, 2.5 millones de niñas, niños y adolescentes son víctimas de explotación económica, así lo dio a conocer la CIOAC “José Dolores López Domínguez”, en el marco de la celebración del Día del Niño.

José Dolores López Barrios, secretario general de la CIOAC-JDLD, recordó que en el caso del estado de México, 225 mil 446 menores de 18 años trabajan en alguna actividad económica para contribuir con los gastos del hogar; de los cuales, 18 mil 316 laboran en el sector primario o agrícola; mientras que más de 51 mil en la industria y 154 mil 236 en actividades terciarias, conocidas de servicios; esto de acuerdo al Módulo de Trabajo Infantil 2013 a julio del 2017, del INEGI.

Algunos menores realizan actos de malabarismo para poder ganar unas monedas.
Foto: Juan Carlos Vázquez

Advirtió que de los 2.5 millones, el 30.48 por ciento labora en el campo, es decir, casi 800 mil, siendo lastimados gravemente en sus derechos humanos, concentrándose, principalmente en los estados de Guerrero con 80 mil, Michoacán con 47 mil 861, Oaxaca con 73 mil 227, Chiapas con 105 mil 712, Puebla con 95 mil 569 y Estado de México con 18 mil 316; mientras que en la Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León se enfocan al sector terciario.

Subrayó que esa cifra el 45.9 por ciento no recibe remuneración, mientras que el 28.4 por ciento, percibe un salario mínimo y solamente el 1.2 por ciento tiene ingresos mayores a tres salarios mínimos. Por lo que aseguró que el trabajo infantil nada aporta para mitigar la pobreza en que viven miles de familias, por lo que el gobierno debería enfocarse en la eliminación del trabajo infantil.

Agregó que el 90 por ciento de esos niños y niñas se ven obligados a trabajar en actividades prohibidas, por ejemplo, en el campo cuando se usan agroquímicos, éstos suelen afectar la salud de los menores, provocando lesiones en su organismo y alterando su crecimiento.

López Barrios recordó que en México 21 millones de menores de edad se encuentren en situación vulnerable, ante la falta de políticas públicas del gobierno por resolver los problemas de alimentación en el país, situación que se acrecienta en el campo y con los grupos indígenas; donde uno de cada nueve infantes ésta en pobreza y uno de cada tres presenta algún tipo de desnutrición.

Acotó que la incorporación de los niños y niñas al mercado laboral es el reflejo del nivel de pobreza y desigualdad económica que existe en el país, aunado al modelo Neoliberal que sólo ha traído desgracia al campo mexicano.

Detalló que en las labores agrícolas, el bajo nivel salarial obliga a familias completas de jornaleros a desplazarse a otros lugares de la República, donde observamos a los niños y adolescentes laborar en diversas actividades agrícolas donde existen riesgos físicos, levantamientos de cargas superiores a su capacidad y riesgos biológicos, entre otros.

Por último, puntualizó que en el sexenio de Enrique Peña Nieto, es común observar en los principales valles de la gran agricultura de exportación (donde trabajan los jornaleros agrícolas) como los menores de edad juegan un papel relevante en esos procesos de explotación, en la que se muestra la realidad de cómo viven los niños en el país.

Comentarios

comentarios